PAQUETE DE SEPARACIÓN SÓLIDO-LÍQUIDO

Categoría:

PAQUETE DE SEPARACIÓN SÓLIDO-LÍQUIDO

El paquete de separación sólido-líquido de Tecniplant ha sido diseñado para abastecer un sistema completamente automatizado y modularizado para la filtración de partículas en suspensión.

Tecniplant ha desarrollado un sistema de separación sólido-líquido apto para optimizar la configuración de la planta para conseguir una solución competitiva, apta para rebajar los costes del transporte y la instalación y para ofrecer beneficios para las tareas de operación y mantenimiento.

Los objetivos de una buena optimización han sido identificados para separar el paquete en el número de plataformas autoportantes, para reducir los elementos de unión y el trabajo de integración para mantener las dimensiones de las plataformas dentro de los límites compatibles con el transporte por carretera para poner en servicio e inspeccionar la planta en el taller, para reducir el riesgo de mal funcionamiento in situ y la consecuente y onerosa sustitución de objetos que requiere la intervención de personas o uniones especiales en un área dedicada, para facilitar el abastecimiento de corriente, la inspección y las tareas de mantenimiento.

El sistema es completamente integrado e inspeccionado(ensayos hidráulicos, revisión del funcionamiento de las bombas inspección de las válvulas, etc…) en el taller de Tecniplant

 

•    Número mínimo de plataformas autoportantes en cada paquete
•    Las dimensiones de las plataformas son compatibles con el transporte por carretera
•    Puesta en servicio e inspección de toda la planta en las instalaciones de Tecniplant antes del envío
•    Objetos auxiliares (p. ej. bombas motorizadas, válvulas) agrupadas en una única unidad
•    Fácil acceso al equipamiento crítico

  • Ahorros en el área ocupada por la nueva planta
  • Trabajo de cimentación reducido (losas, bases, etc.)
  • Peso reducido del sistema
  • Disponibilidad rápida de la planta tras su entrega
  • Menor riesgo de malfuncionamiento durante los ensayos y el arranque
  • Menor riesgo de fallos en las uniones (p. ej. pérdida de fluido) durante el servicio
  • Menor peso de los componentes estructurales
  • Menor impacto de las tolerancias de la construcción (menor número de uniones)
  • Minimalización de los puntos de elevación y de las aplicaciones de elevación con el consiguiente ahorro de costes
  • Menor cantidad de repuestos para la puesta en servicio y los ensayos in situ
  • Menor embalaje y costes de transporte
  • Necesidad mínima de técnicos especializados in situ para las tareas de integración y puesta en servicio